Logosoma

El sufijo OMA se usa en biología para describir los diferentes niveles de estudio. El genoma, por ejemplo, sería el conjunto de todos los genes. Recientemente ha empezado a aplicarse a multitud de conjuntos: transcriptoma, interactoma, metaboloma, proteoma... y así hasta donde la imaginación alcance. ¿Por qué no aplicarlo también al mundo de las letras? Nace así el logosoma, el conjunto de todas las palabras, un nombre adecuadamente desmesurado y pedante; mi Ego no admitía menos.

Nombre:
Lugar: Valencia, Spain

viernes, enero 13, 2006

El espectro de Malthus

Hay que ver de lo que se entera uno repasando listas de correo a las que sólo se está suscrito en modo web. Resulta que el pasado día 10 salió el especial de exobiología de Golwen.

El caso es que contiene un microcuento mío, "El espectro de Malthus".

En realidad, se trata de una versión ligeramente modificada de "La criatura", cuento que apareció originalmente en el número 111 de Axxón, allá por febrero del 2002. Pese a tratarse de uno de mis primeros cuentos publicados (el segundo, para ser precisos), aún lo considero muy correcto (no como otros). Normalmente no soy muy dado a publicar varias veces mis cuentos en distintos lugares (tampoco es que tenga tantos publicados como para que se haya suscitado a menudo esta disyuntiva), pero éste era un caso especial. No sólo me gusta bastante el cuento, sino que además se ajustaba perfectamente a los parámetros de la convocatoria y, por añadidura, me permitía retocarlo ligeramente para concordar mejor con la idea que tenía al escribirlo.

Ya he indicado que las modificaciones son mínimas: un par de correcciones aquí y allá, y un pequeño añadido que confiere su significado pleno al desenlace. Precisamente por este añadido, cambié el insulso título original (qué le voy a hacer, así me las gasto a veces con los títulos) por el nuevo, más sugestivo (espero).

Para quien tenga ganas, puede comprobar la idoneidad (o no) de las modificaciones leyendo "El espectro de Malthus" y luego la versión original (es cortito, no llega a las mil palabras).