Logosoma

El sufijo OMA se usa en biología para describir los diferentes niveles de estudio. El genoma, por ejemplo, sería el conjunto de todos los genes. Recientemente ha empezado a aplicarse a multitud de conjuntos: transcriptoma, interactoma, metaboloma, proteoma... y así hasta donde la imaginación alcance. ¿Por qué no aplicarlo también al mundo de las letras? Nace así el logosoma, el conjunto de todas las palabras, un nombre adecuadamente desmesurado y pedante; mi Ego no admitía menos.

Nombre:
Lugar: Valencia, Spain

sábado, octubre 01, 2005

Un mes de Logosoma

Hace veintisiete días, el domingo 4 de septiembre, nacía Logosoma con la publicacion de las cuatro primeras entradas. Este frenesí publicador compensó los tres primeros días del mes, así que el resultado es que ya hay treinta entradas (no escribiré que parece que fue ayer porque no es cierto, lo asombroso es que haya durado tanto).

Es un buen momento para echar un mirada atrás y comprobar cómo ha funcionado todo, dando un repaso por temas a todas las aportaciones hasta la fecha. El total de entradas, como ya he indicado ha sido de treinta, contabilizando más de diecisiete mil palabras, más de quinientas por entrada (lo cual me parece excesivo, pero qué le voy a hacer).

----- Recomendaciones literarias:

* La primera recomendación fue del mismo día 4. Se trató de "El tiempo de los señores halcones", de Michael Moorcock, a la postre la recomendación más freak con diferencia.

* El domingo 11 le tocó el turno a "Eric Ojos Brillantes" de Henry Rider Haggard, precursora de las novelas de espada y brujería.

* El sábado 24, una novela de la serie Mundo Disco de Terry Pratchett, "¡Guardias! ¿Guardias?".

* El día 27, se me echó el tiempo encima, así que recuperé una vieja recomendación a "El instante Aleph" de Greg Egan, que tenía en el disco duro, para que se convirtiera en la entrada del día.

* Repetí temática el día siguiente para ensalzar la saga de "Añoranzas y pesares" de Tad Williams, aprovechando su disponibilidad en los kioscos.

En general, salvo en el primer caso (y tal vez el segundo), se trata de obras no demasiado raras, aunque tampoco (por una razón u otra) universalmente reconocidas. Es posible que siga esta dinámica, ya que los libros raritos suelen ser poco más que eso... raritos.

----- Recomendaciones cinematográficas

* La precursora, el miércoles 8, fue "Equilibrium" de Kurt Wimmer, y marcó un poco el curso a seguir, ya que el resto de recomendaciones fueron también de películas de género fantástico, realizadas con poco presupuesto y generalmente poco exitosas, aunque todas ellas magníficas (en mi opinión).

* El día 22 le tocó el turno a "Bubba Ho-tep", de Don Coscarelli. Como la anterior, ni siquiera estrenada en España y aún más humilde en su presupuesto (cuestión que no influye para nada en el resultado de la película).

* Por último, ayer mismo, fue cuando recomendé encarecidamente "Sesión 9". Sin duda, la mejor de las tres.

No sé si mantendré esta dinámica. Tampoco hay tantas películas buenas que cumplan con estas características. Es muy posible que incluya otras modalidades de representación audiovisual y, casi seguro, apunte a mayores presupuestos, que ni lo barato equivale a bueno, ni lo costoso a malo.

----- Recomendaciones musicales:

* El martes 6 presenté la obra del compositor británico John Scott, alabando sus bandas sonoras. Scott es una joya desconocida dentro del mundillo de las BSOs.

* Cambié de registro justo una semana después al recomendar al violinista (eléctrico) Ed Alleyne-Johnson. Desconocido entre los desconocidos.

* Por último, el lunes 26 llegó el heavy metal, en su forma "Viking", con la banda sueca "Thyrfing".

Supongo que seguiré más o menos en esta línea, saltando de estilo en estilo (aunque dentro de un rango no demasiado amplio). Es posible que más adelante me decante por obras concretas en casos muy particulares.

----- Otros comentarios:

* El lunes 5 hablé de la Genética en la ciencia ficción (I). Evidentemente, se trataba de un trabajo a seguir (con la II, la III...), que por ahora ahí se ha quedado. Es que cuesta mucho trabajo. Sin embargo no descarto continuar cuando disponga de un poco más de tiempo.

* Ese mismo viernes, comenté "Cismatrix", de Bruce Sterling, el último libro que había leído. Aunque he terminado otros durante el mes, no han recibido un trato semejante. No acaba de convencerme el sistema. Prefiero utilizar el espacio para una recomendación sin reservas.

* El jueves 15 analicé la Colección de novela histórica de El País, lo cual llevó a otras dos entradas:

* El día siguiente proseguí recomendando novelas de este género en ¡Más históricas! ¡Es la guerra! (I), lista que concluí provisionalmente el viernes 23 con ¡Más históricas! ¡Es la guerra! (II) (donde, por añadidura, comenté en bastante detalle "Aníbal" de Gilbert Haesf).

* En el interín, el sábado 17 fui inmisericorde con "La tierra de los muertos" de George A. Romero, y como me parecía mal ser tan negativo, me dediqué a recomendar otras películas del mismo género que sí se ganaron mi estima, en la entrada: Una de zombies.

Este tipo de entradas son totalmente azarosas y dependen mucho de eventos como el visionado de una película, una nueva colección, un libro leído... supongo que seguirán cayendo con el mismo eclectismo.

----- Cuestiones lingüísticas:

* Empezando por Lo más básico, me propuse ir comentando diversas cuestiones de índole lingüístico que pudieran ser de utilidad a escritores en ciernes. Como es algo que también cuesta bastante, no me he prodigado demasiado.

* El domingo 11 traté el queísmo y el dequeísmo en: ¿Qué de qué? Principalmente con un par de enlaces bien puestos.

* No volví sobre el tema hasta el jueves 29, cuando di un repaso a Algunas tildes diacríticas.

Creo que seguiré con ello. Mi gran problema es mi falta de autoridad para tratar estos temas, ya que soy de ciencias, pero a base de experiencias en carne propia y con la ayuda de enlaces, me parece que no debo descuidar este aspecto del blog (o debería cambiarle el nombre).

----- Egolatría:

Entradas que posiblemente no interesen a nadie más, pero que incluyo o bien para rellenar algún día que no tengo muy claro o bien, directamente, para alimentar mi ego. Se pueden subdividir en:

-- Tonterías varias:

* Incluyo aquí el mensaje donde anuncié que Nace Logosoma, ya que no sé dónde ponerlo y tampoco es cuestión de discriminarlo y dejarlo fuera.

* El miércoles 7 proporcioné los enlaces a Antiguos cuentos publicados que me pareció que aún podían presentarse en sociedad. Unos días después incluí en la lista de enlaces de la página de presentación esta misma información, pero por entonces aún no estaba previsto (ni sabía cómo hacerlo).

* El lunes siguiente puse un cuento que tenía almacenado en el disco duro porque en su breve presentación privada no había tenido demasiado éxito. Una pequeña broma titulada "Avería".

* Una semana después comenté mi experiencia con la recepción por mail de relatos en la revista británica Interzone. Hay que probar nuevas vías.

* Al día siguiente, el 19, subí "La canción del orco", una perversión tolkienista de "La canción del pirata" de Espronceda. Ya me la habían publicado en la revista Estel hace unos años, pero me pareció simpático ponerla en el blog.

* El domingo 25 anuncié que me habían concedido el Premio Gandalf 2005 por mi relato "Uzbad Mazarbulu".

-- Anuncios de publicaciones:

* El mismo día 4 empecé dando un repaso a lo que había sido el 2005 hasta la fecha. "De viva voz" en Necronomicón y "Asmodeo" en Qliphoth.

* El sábado 17 anuncié la publicación de un Cuento en Alfa Eridiani 18: "¿Inteligencia natural?".

* Tres días después fue el turno de "La sonrisa de Strauss" en Axxón. Pienso que es uno de mis mejores cuentos. A lo mejor comento algo sobre él más adelante.

* Y al día siguiente, concidiendo con el inicio de la distribución entre los socios, aproveché para publicitar "Destellos de oscuridad" en Visiones 2005.

La verdad es que septiembre fue un mes inusual. Muchos cuentos que llevaban meses en consideración salieron con pocos días de diferencia. Es evidente que seguiré con estas notificaciones, pero no hay ni que dudar de que su frecuencia bajará considerablemente.

--------------------------------------------------------------

Salvo error u omisión, esto es lo que ha dado de sí el primer mes de Logosoma. No sé si podré mantener el ritmo (o la ilusión), pero bueno, un hito es un hito (prefiero el término inglés "milestone"). Así que me deseo un feliz primer mesiversario.

Hay, sin embargo, una carencia. La genética brilla por su ausencia (apenas una entrada la contempla marginalmente, y es del principio). La razón de este trato cabe encontrarla en que le tengo mucho respeto y no me atrevo a publicarla a la ligera. Antes de incluir nada genético tendría que documentarme a fondo para no meter la pata en nada (el error más insignificante me resultaría doloroso). Generalmente, no dispongo del tiempo necesario para ello, así que, como un buen cobarde, evito estos temas en el blog. A ver si en adelante venzo esta reticencia o, idealmente, las circunstancias me son más propicias.

Hasta más leer (espero).