Logosoma

El sufijo OMA se usa en biología para describir los diferentes niveles de estudio. El genoma, por ejemplo, sería el conjunto de todos los genes. Recientemente ha empezado a aplicarse a multitud de conjuntos: transcriptoma, interactoma, metaboloma, proteoma... y así hasta donde la imaginación alcance. ¿Por qué no aplicarlo también al mundo de las letras? Nace así el logosoma, el conjunto de todas las palabras, un nombre adecuadamente desmesurado y pedante; mi Ego no admitía menos.

Nombre:
Lugar: Valencia, Spain

viernes, octubre 07, 2005

Wonderfalls

[Ayer no hubo nueva entrada. Tal vez esta obsesión por publicar una entrada diaria sea poco sana, pero es algo que me resulta satisfactorio; me ayuda a escribir todos los días esas quinientas y pico palabras que de otro modo no juntaría (aunque a veces haga "trampa" y recicle textos viejos). Seguramente habrán más días en blanco, por distintos motivos, sin embargo, el de ayer fue especial. No voy a ser más específico, no es el medio adecuado para ello, pero hoy retomo la escritura del blog como una pequeña celebración.]

Comenté que este mes iba a recomendar series de televisión (freaks, por supuesto) en vez de películas. Para empezar, hoy no podía sino decantarme por una magnífica serie cómica estadounidense: "Wonderfalls", esperando como poco, contribuir a elevar los niveles de buen rollo ambientales.

Primero un poquito de historia. "Wonderfalls" es una más de las excepcionales series producidas, mangoneadas y canceladas por la Fox. ¿Es posible una comedia inteligente en la televisión? Pues sí... y no. Ideas hay, pero lo que parece faltar es confianza en el producto y, en última instancia, en el público al que va dirigido. Tras producir toda una temporada, trece episodios, los directivos de la cadena no supieron qué hacer con el excepcional productor que tenían entre manos y lo lanzaron en un horario infame y sin apenas publicidad. No contentos con ello, procedieron a cambiarlo a otros aún peores hasta que los índices de audiencia les dieron la excusa para cancelar la serie cuando sólo habían emitido cuatro episodios (tampoco ayudó la presencia de otra serie, ésta exitosa, con alguna similitud tangencial: "Joan of Arcadia", de la que poco sé).

Por fortuna, hoy en día hay disponibles recursos impensables hace apenas unos años. Los fans decepcionados por esta cancelación y sabedores de que quedaban todavía nueve episodios rodados y no emitidos, iniciaron una campaña por internet con el objetivo de que se editara la temporada completa en DVD. Esta campaña se organizó a través de esta página web. Los creadores de la serie pusieron empeño, recibireron luz verde, prepararon un buen producto y lo lanzaron al mercado... cosechando un éxito inesperado: 25.000 copias vendidas en apenas dos semanas. Un fracaso acababa de convertirse en un éxito, gracias a la venta directa en el mercado doméstico y al boca a boca (¿pantalla a pantalla?) por internet.

Pero vayamos al grano. "Wonderfalls" cuenta las peripecias de Jaye Tyler (interpretada por la canadiense Caroline Dhavernas), una licenciada en filosofía que vive en un remolque y trabaja como dependienta (de segunda) en una tienda souvenirs junto a las cataratas del Niagara (buscando por todos los medios evitarse complicaciones). Un buen día (malo para ella), ciertos objetos (como un león de cera defectuoso) empiezan a hablarle y a ordenarle (de forma un tanto imprecisa) que realice acciones aparentemente inútiles o incluso perniciosas. Por una increíble concatenación de efectos estos actos aparentemente caóticos acaban dando un resultado beneficioso... para cualquiera que no sea Jaye (según la magnífica definición de su mejor amiga, Jaye se dedica aparentemente a ejecutar: "randoms acts of kindness"), muy a su pesar.

¿Qué es lo que hace especial a la serie? Bueno, sin desmerecer el magnífico trabajo de los actores (con Dhavernas a la cabeza), apoyados en personajes excepcionalmente bien trabajados (toda la familia Tyler constituyen un buen ejemplo), ni el innovador estilo visual, lo más destacable es un guión magistral y unos diálogos simplemente perfectos (a disfrutar en su versión original, no sé cuán traducibles son algunos juegos de palabras). Aquí tenéis un ejemplo, el primer encuentro entre Jaye y "el chico" de la serie, que está atendiendo la barra del pub del pueblo:

(Suena el móvil en el bolsillo trasero del pantalón de Eric, que no contesta).
Jaye: Your ass is ringing.
Eric: My ass rings a lot.
Jaye: Do you ever think about setting it on vibrate?
Eric: I'm not sure I'm secure enough with my manhood to do that. Here... (le sirve un chupito) it's on the house.
Jaye: Right on. So, why do you have an ass if you don't answer it?
Eric: Oh well... I use to answer it. I just haven't answered it since I got married, that was like, uh... six days ago. Yeah her name is Heidi, she's obsessed with bed linens. (flashback mostrando en imágenes lo que sigue) She was my college sweetheart. Married in New Jersey, honeymoon in Niagara, it was like a fairytale. Until I caught her with the bellman in my room. I guess the sheets had an 800 thread count and she couldn't control herself. I walked out of that honeymoon suite, into this bar and cried for three days until someone gave me a job.
(Sin decir palabra, Jaye empuja de vuelta el chupito hacia Eric que se lo bebe de un trago)

El primer capítulo ("Wax lion") se cuenta entre lo mejor que he visto en años. Después, el resto de la serie no puede estar a la misma altura (su ritmo es frenético), sin embargo, capítulos como el cuarto ("Pink flamingos") o el undécimo ("Cocktail bunny") siguen siendo hilarantes y, especialmente, respetuosos con la capacidad intelectual del espectador.

¿Se le ocurrirá a alguna mente preclara adquirir los derechos de exhibición por estas tierras? Casi, casi, me da miedo pensar que sí. No me extrañaría que la sometieran al mismo tipo de trato que ya ha recibido en su país de origen; lo dice un curtido seguidor de "Urgencias" (que ha soportado cambios aleatorios de día de emisión, capítulos dobles no anunciados, alteraciones del orden de emisión, sesiones de madrugada y cancelaciones por causa de las más variopintas contraprogramaciones).

A raíz del destino de esta serie y, aun más, de "Firefly", el CFwestern de Joss Whedon y Tim Minear (que se queda justo a un paso del umbral de recomendación... lo siento por los fanáticos de la serie) que tras una historia similar ha acabado en los cines con una producción de cuarenta millones de dólares ("Serenity" está cosechando críticas excepcionales), cabe especular sobre la influencia de los nuevos canales de promoción y distribución en el futuro de las producciones de género. Sin embargo, no voy a dedicarle más líneas hoy. Ahondaré en esta cuestión en una entrada posterior, abordando un caso aún más extremo.

miércoles, octubre 05, 2005

Gila en Minas Tirith

Proyecto inacabado de monólogo. Denethor conversando con Sauron a través del Palantir de Minas Tirith. Fragmentos sueltos y sin estructurar. En homenaje a Gila.

*******************************************************

¿Está el Señor Oscuro? Que se ponga.

¿Y todo esto por un anillo? Mira, aquí tenemos una corona que no usa nadie... Ah, que el anillo tiene valor sentimental... Sí, lo comprendo. No, si yo también me pongo a veces como loco cuando pierdo algo: un guante, el cetro, un hijo...

La batalla de vuelta donde siempre, ¿no? ¿Cómo? ¿Que te han clausurado el campo? ¿Por mal comportamiento de los hinchas? Hay que ver. Cada día se ponen más duros. Si apenas le rozó la lanza... Bueno, sí, lo de la decapitación fue un poquito más serio. ¡Pero es que hoy en día no aguantan ni una broma!
Mira, quedamos a mitad camino. Delante de las Puertas Negras entonces.

Espera un momento que me están llamando por el móvil.
(Saca una canica de un bolsillo)
Sí... sí... vale... se lo pregunto... No, ya te llamo yo. Adiós.
Era mi hijo. No ése no, el otro, del que te hablaba el otro día. Sí, eso es, el meapilas. No, que ha salido a su madre. En el fondo es un buen chico, pero empiezo a sospechar que podría resultar un poco... (realiza gestos ambiguos con las manos) un poco tirando a mago. Lo he mandado a hacer la mili, para que me lo hagan un hombre. Aunque espero que no se pasen con la inocentada, como con el hermano.
Bueno, pues resulta que quería saber si ibais a atacar esta noche. Por estar preparados y todo eso. Es que está muy húmedo y si no vais a atacar los vigías podrían quedarse calentitos junto a las hogueras. Ah, entonces sí que atacáis. Pues nada, ya le aviso. No, no es molestia, tranquilo. Le mando un MSN.
(Saca una pluma y escribe algo en la canica)

Escucha, que me he enterado que el montaraz os está preparando un ataque sorpresa. ¡Qué pilluelo! No vayas a estropearle la ilusión, ¿eh? Vosotros haced como que estáis sorprendidos. Después de lo que le ha costado organizarlo todo... No veas dónde ha tenido que meterse para contratar a los artistas... Huy, sí, dicen que es un espectáculo para morirse.

Ojo por ojo. ¿Cómo? ¿Que sólo tienes uno? Sí, sería jugar con ventaja.
Ándate con mucho ojo. No. ¡Por supuesto que no! ¡Que no era una broma! Qué susceptible que estás hoy. Sí, comprendo que estés irritado... sin párpado es lo que pasa. Nada, nada, te perdono.

¿Ya sabéis cuántos vais a ser? Por tenerlo todo preparado. Uuuuyyy, pues me temo que algunos van a quedarse sin flecha. ¿No podríais hacer un sorteo para ver quién viene y quién no? Ah, que están todos muy ilusionados, que la mayoría no habían salido nunca de Mordor. Pues nada, nada, que vengan. Ya les tiraremos algo

No creas, ser Senescal quema mucho.

martes, octubre 04, 2005

Transmetropolitan

Este mes, para variar un poco, he decidido que nada de recomendar libros o películas. Me voy a dedicar a otros medios: los comics y las series de televisión (con obras igual de buenas o mejores).

Para empezar, una magnífica serie, compuesta por sesenta números de la mejor ciencia ficción que pueda encontrarse... expresada en cualquier medio. La he visto clasificada como postcyberpunk, según la definición que proporcionan: una evolución del cyberpunk caracterizada por un tratamiento de la informática menos idealizado, inclusión de biotecnología y, especialmente, un tratamiento menos distópico, con personajes que no son antisociales, sino que incluso se enfrentan al declive de la sociedad. Ciertamente, Spider Jerusalem se opone con todas sus fuerzas a todo aquello que considera podrido en su sociedad, pero de ahí a afirmar que no es antisocial...


Spider es el protagonista, un reportero excéntrico, brillante, edonista, autodestructivo, maníaco-depresivo, asocial, incisivo, testarudo, megalomaníaco, cínico, amoral y, pese a todo, con conciencia cívica. Una vieja gloria del reportaje de investigación, aislado y asqueado del mundo, que se ve obligado a volver a la "Ciudad" para hacer frente a sus compromisos editoriales. Al estar especialmente interesado en poner de relieve los abusos de poder y la corrupción y decadencia de la sociedad, pronto se granjea poderosos enemigos y la adoración de las masas (a quienes, por cierto, desprecia).

La trama principal gira en torno al enfrentamiento con dos gobernantes sucesivos, a cual más corrupto y despreciable, y por el camino va dejando un rosario de ideas tan apabullante que sólo puede compararse con los libros de Greg Egan. Intercalados, hay números que recrean artículos, oscilando entre historias tan magníficas como la que narra el choque cultural que experimenta una avanzada mujer, criogenizada en el siglo XXI y reanimada a la vorágine de un futuro indeterminado y otras tan impactantes como la dedicada a la prostitución infantil (sin tapujos). No es de extrañar que policia, políticos e incluso sus jefes pretendan acallarlo por cualquier medio.

La serie fue concebida como un todo, encargándose de ella en todo momento el mismo equipo creativo: Warren Ellis como guionista y Darick Robertson como dibujante (Ellis tiene una buena cantidad de series magníficas en su haber: Global Frequency, Planetary, Ocean, Ultimate nightmare, Strange killings, Hellblazer...). Especialmente memorable es la quinta temporada, que narra casi en exclusiva el enfrentamiento hasta las últimas consecuencias entre Spider y el presidente Callahan ("Smiler").

No sé cómo lo habrá tratado la traducción, pero el guión, en su forma original, es magnífico. El dibujo no se queda atrás, con viñetas absolutamente antológicas. Evidentemente, hay altibajos. Resulta imposible mantener la más alta calidad en todo momento sujetos a plazos de entrega muy estrictos (normalmente, lo que se resiente es el dibujo). Presenta un futuro a la vez atractivo (por las posibilidades abiertas) y repulsivo (por su extrema degradación social y la pérdida de valores que se aprecia); un futuro que sería magnífico visitar pero horrible de habitar... a menos que fueras Spider Jerusalem.

"Transmetropolitan" se publicó originalmente entre 1997 y 2002, y ha sido traducida y publicada en España (aunque desconozco las fechas).

La página oficial de la serie está aquí. Mientras que aquí puedes consultar la web oficial de Warren Ellis. Aunque para explorar más a gusto ambos temas, no puedo sino recomendar sus respectivos artículos en la Wikipedia: aquí y aquí.

lunes, octubre 03, 2005

Documentación

Cada vez recurro más a la documentación para escribir mis relatos. No sólo documentación previa, para establecer el punto de partida o montar la justificación científica de un cuento hard, sino especialmente "pequeñas documentaciones" para estudiar tal o cual aspecto y dotar de mayor relieve y verosimilitud al texto.

En ocasiones, como en el caso de "La sonrisa de Strauss", la documentación cambia por completo el relato, en otras, como un par de proyectos que tengo en hivernación, lo único que consigo es enterrar la historia bajo una avalancha de datos, aunque lo más normal es que sólo sirva para redondear un párrafo y dotar de plausibilidad al conjunto.

Actualmente, cuando escribo, siempre tengo abiertas dos páginas. La primera es la de la RAE, que ya comenté en una ocasión, para consultar definiciones; la otra es la Wikipedia. Para encontrar cierto tipo de información es insustituible. Datos y más datos sobre las cuestiones más diversas. Lo bueno de la Wikipedia no es tanto los artículos en sí, como lo interconectados que están y los enlaces externos que incluyen. En no pocas ocasiones, al buscar sobre determinado tema, no están muy claro lo que se pretende encontrar. Siguiendo los enlaces, a menudo es posible tropezarse con información interesante. El problema es que vicia, y en como te descuides puedes acabar leyendo sobre la pesca a pulmón libre de perlas, sin saber a ciencia cierta como has llegado hasta el artículo correspondiente. Resulta particularmente útil para cuestiones históricas y curiosidades varias, así como para generalidades científicas (aunque aquí suele ser bastante más deficitaria).

Para consultas más específicas, no hay que despreciar al simple buscador de toda la vida (bien sea Yahoo o Google), con el que también hay espacio para la sorpresa.

Si lo que se busca es ciencia pura, una opción es consultar la base de datos Pubmed en NCBI, que por palabras clave del título o por autores ofrece la posibilidad de acceder al abstract de miles de artículos y, en ocasiones, permite enlazar con un PDF gratuito del mismo. En caso contrario, algo que puede probarse es copiar el título del artículo y lanzar una búsqueda (con Yahoo/Google). En ocasiones, los autores mantienen PDFs en sus páginas web personales.

El problema de todo esto es que hay toneladas de información, la mayor parte de ella muy específica y requiriendo cierto grado de solvencia científica para procesarla. Por ello, una buena opción es añadir en cada búsqueda la palabra "review". Los "reviews" son algo así como resúmenes de cómo está el panorama en determinada cuesitón. Puede ser todavía demasiado técnico o especializado, pero como pueden salir docenas de opciones (ordenadas por fecha de publicación), no resulta demasiado complicado encontrar alguna que satisfaga nuestra necesidad (en inglés, por supuesto; por cierto, al utilizar un buscador también es muchísimo más productivo consultar lo que nos interese en inglés... por una simple cuestión de cantidad de páginas disponibles).

Para terminar, el enlace a un par de artículos que estoy consultando para un par de futuros relatos (o novelas cortas). No sé si para ir creando expectación o si lo que pretendo es obligarme a ocuparme de ellos después de haberme descubierto:

http://en.wikipedia.org/wiki/Mass_extinction

http://www.planetaryexploration.net/jupiter/io/index.html

domingo, octubre 02, 2005

Primicia

Toda la semana va a ser muy mala. Si actualizo, lo más probable es que sea a base de fragmentos reutilizados. Para empezar, una primicia: un extracto de "La noche de los hobbits berserkers", un cuento de diez mil palabras que presenté a los premios Gandalf de este año (finalmente, una historia más ortodoxa fue la preferida). Aún no sé qué será de él, por lo pronto, aquí van unos cuantos párrafos:

------------------------------------------------------------

En el Poney Pisador las cosas se habían puesto muy feas. Lo único que evitaba por el momento que los hobbits forzaran su entrada en la posada era que en el estado en que se encontraban no se preocupaban por trazar planes, sino que se lanzaban simplemente al ataque, arremetiendo a golpes contra puertas, ventanas y paredes por igual. Dentro, los defensores habían tomado todas las medidas a su alcance para postergar su destino, ya que cada vez se antojaba más claro que no había escapatoria posible a la muerte. Cualquier objeto susceptible de ser arrastrado había sido utilizado para apuntalar la puerta y las contraventanas habían sido reforzadas con tablones clavados, toda vez que las barras de metal comenzaban a combarse por la presión del siempre en aumento número de medianos, que acudían de todos los rincones de la condenada Bree para tomar parte en el asalto.

Para complicar aún más la situación, una pavesa arrastrada por el viento había alcanzado finalmente el tejado de la posada, que había comenzado a arder, añadiendo el peligro, o tal vez la escapatoria, de morir abrasados.

—¡Resistid! —gritaba Noûan, sin que pudiera discernirse si conminaba a sus compañeros o si su mandato iba dirigido a los maderos de la puerta que apuntalaba con su hombro. A su lado, Mantecona contribuía con su nada despreciable humanidad a contrarrestar los intentos por derribarla.

Por su parte, Hansel se afanaba de ventana en ventana, aplicando el martillo cada vez que alguno de los refuerzos comenzaba a aflojarse. Su mujer le iba pasando nuevos tablones para reemplazar los que se iban quebrando, bien por los golpes desde el exterior, bien al introducir los clavos. Se trataba de unos clavos largos y gruesos; para terminar de hundirlos tenía que empuñar el martillo con ambas manos, pero valía la pena, pues estaba seguro de que así la punta asomaba por el otro lado, siquiera una fracción de pulgada. Aquello no impedía que siguieran lloviendo los golpes, pues los atacantes eran inmunes al dolor y al instinto de autoconservación, pero constituía una fuente de secreta y desesperada satisfacción.

sábado, octubre 01, 2005

Un mes de Logosoma

Hace veintisiete días, el domingo 4 de septiembre, nacía Logosoma con la publicacion de las cuatro primeras entradas. Este frenesí publicador compensó los tres primeros días del mes, así que el resultado es que ya hay treinta entradas (no escribiré que parece que fue ayer porque no es cierto, lo asombroso es que haya durado tanto).

Es un buen momento para echar un mirada atrás y comprobar cómo ha funcionado todo, dando un repaso por temas a todas las aportaciones hasta la fecha. El total de entradas, como ya he indicado ha sido de treinta, contabilizando más de diecisiete mil palabras, más de quinientas por entrada (lo cual me parece excesivo, pero qué le voy a hacer).

----- Recomendaciones literarias:

* La primera recomendación fue del mismo día 4. Se trató de "El tiempo de los señores halcones", de Michael Moorcock, a la postre la recomendación más freak con diferencia.

* El domingo 11 le tocó el turno a "Eric Ojos Brillantes" de Henry Rider Haggard, precursora de las novelas de espada y brujería.

* El sábado 24, una novela de la serie Mundo Disco de Terry Pratchett, "¡Guardias! ¿Guardias?".

* El día 27, se me echó el tiempo encima, así que recuperé una vieja recomendación a "El instante Aleph" de Greg Egan, que tenía en el disco duro, para que se convirtiera en la entrada del día.

* Repetí temática el día siguiente para ensalzar la saga de "Añoranzas y pesares" de Tad Williams, aprovechando su disponibilidad en los kioscos.

En general, salvo en el primer caso (y tal vez el segundo), se trata de obras no demasiado raras, aunque tampoco (por una razón u otra) universalmente reconocidas. Es posible que siga esta dinámica, ya que los libros raritos suelen ser poco más que eso... raritos.

----- Recomendaciones cinematográficas

* La precursora, el miércoles 8, fue "Equilibrium" de Kurt Wimmer, y marcó un poco el curso a seguir, ya que el resto de recomendaciones fueron también de películas de género fantástico, realizadas con poco presupuesto y generalmente poco exitosas, aunque todas ellas magníficas (en mi opinión).

* El día 22 le tocó el turno a "Bubba Ho-tep", de Don Coscarelli. Como la anterior, ni siquiera estrenada en España y aún más humilde en su presupuesto (cuestión que no influye para nada en el resultado de la película).

* Por último, ayer mismo, fue cuando recomendé encarecidamente "Sesión 9". Sin duda, la mejor de las tres.

No sé si mantendré esta dinámica. Tampoco hay tantas películas buenas que cumplan con estas características. Es muy posible que incluya otras modalidades de representación audiovisual y, casi seguro, apunte a mayores presupuestos, que ni lo barato equivale a bueno, ni lo costoso a malo.

----- Recomendaciones musicales:

* El martes 6 presenté la obra del compositor británico John Scott, alabando sus bandas sonoras. Scott es una joya desconocida dentro del mundillo de las BSOs.

* Cambié de registro justo una semana después al recomendar al violinista (eléctrico) Ed Alleyne-Johnson. Desconocido entre los desconocidos.

* Por último, el lunes 26 llegó el heavy metal, en su forma "Viking", con la banda sueca "Thyrfing".

Supongo que seguiré más o menos en esta línea, saltando de estilo en estilo (aunque dentro de un rango no demasiado amplio). Es posible que más adelante me decante por obras concretas en casos muy particulares.

----- Otros comentarios:

* El lunes 5 hablé de la Genética en la ciencia ficción (I). Evidentemente, se trataba de un trabajo a seguir (con la II, la III...), que por ahora ahí se ha quedado. Es que cuesta mucho trabajo. Sin embargo no descarto continuar cuando disponga de un poco más de tiempo.

* Ese mismo viernes, comenté "Cismatrix", de Bruce Sterling, el último libro que había leído. Aunque he terminado otros durante el mes, no han recibido un trato semejante. No acaba de convencerme el sistema. Prefiero utilizar el espacio para una recomendación sin reservas.

* El jueves 15 analicé la Colección de novela histórica de El País, lo cual llevó a otras dos entradas:

* El día siguiente proseguí recomendando novelas de este género en ¡Más históricas! ¡Es la guerra! (I), lista que concluí provisionalmente el viernes 23 con ¡Más históricas! ¡Es la guerra! (II) (donde, por añadidura, comenté en bastante detalle "Aníbal" de Gilbert Haesf).

* En el interín, el sábado 17 fui inmisericorde con "La tierra de los muertos" de George A. Romero, y como me parecía mal ser tan negativo, me dediqué a recomendar otras películas del mismo género que sí se ganaron mi estima, en la entrada: Una de zombies.

Este tipo de entradas son totalmente azarosas y dependen mucho de eventos como el visionado de una película, una nueva colección, un libro leído... supongo que seguirán cayendo con el mismo eclectismo.

----- Cuestiones lingüísticas:

* Empezando por Lo más básico, me propuse ir comentando diversas cuestiones de índole lingüístico que pudieran ser de utilidad a escritores en ciernes. Como es algo que también cuesta bastante, no me he prodigado demasiado.

* El domingo 11 traté el queísmo y el dequeísmo en: ¿Qué de qué? Principalmente con un par de enlaces bien puestos.

* No volví sobre el tema hasta el jueves 29, cuando di un repaso a Algunas tildes diacríticas.

Creo que seguiré con ello. Mi gran problema es mi falta de autoridad para tratar estos temas, ya que soy de ciencias, pero a base de experiencias en carne propia y con la ayuda de enlaces, me parece que no debo descuidar este aspecto del blog (o debería cambiarle el nombre).

----- Egolatría:

Entradas que posiblemente no interesen a nadie más, pero que incluyo o bien para rellenar algún día que no tengo muy claro o bien, directamente, para alimentar mi ego. Se pueden subdividir en:

-- Tonterías varias:

* Incluyo aquí el mensaje donde anuncié que Nace Logosoma, ya que no sé dónde ponerlo y tampoco es cuestión de discriminarlo y dejarlo fuera.

* El miércoles 7 proporcioné los enlaces a Antiguos cuentos publicados que me pareció que aún podían presentarse en sociedad. Unos días después incluí en la lista de enlaces de la página de presentación esta misma información, pero por entonces aún no estaba previsto (ni sabía cómo hacerlo).

* El lunes siguiente puse un cuento que tenía almacenado en el disco duro porque en su breve presentación privada no había tenido demasiado éxito. Una pequeña broma titulada "Avería".

* Una semana después comenté mi experiencia con la recepción por mail de relatos en la revista británica Interzone. Hay que probar nuevas vías.

* Al día siguiente, el 19, subí "La canción del orco", una perversión tolkienista de "La canción del pirata" de Espronceda. Ya me la habían publicado en la revista Estel hace unos años, pero me pareció simpático ponerla en el blog.

* El domingo 25 anuncié que me habían concedido el Premio Gandalf 2005 por mi relato "Uzbad Mazarbulu".

-- Anuncios de publicaciones:

* El mismo día 4 empecé dando un repaso a lo que había sido el 2005 hasta la fecha. "De viva voz" en Necronomicón y "Asmodeo" en Qliphoth.

* El sábado 17 anuncié la publicación de un Cuento en Alfa Eridiani 18: "¿Inteligencia natural?".

* Tres días después fue el turno de "La sonrisa de Strauss" en Axxón. Pienso que es uno de mis mejores cuentos. A lo mejor comento algo sobre él más adelante.

* Y al día siguiente, concidiendo con el inicio de la distribución entre los socios, aproveché para publicitar "Destellos de oscuridad" en Visiones 2005.

La verdad es que septiembre fue un mes inusual. Muchos cuentos que llevaban meses en consideración salieron con pocos días de diferencia. Es evidente que seguiré con estas notificaciones, pero no hay ni que dudar de que su frecuencia bajará considerablemente.

--------------------------------------------------------------

Salvo error u omisión, esto es lo que ha dado de sí el primer mes de Logosoma. No sé si podré mantener el ritmo (o la ilusión), pero bueno, un hito es un hito (prefiero el término inglés "milestone"). Así que me deseo un feliz primer mesiversario.

Hay, sin embargo, una carencia. La genética brilla por su ausencia (apenas una entrada la contempla marginalmente, y es del principio). La razón de este trato cabe encontrarla en que le tengo mucho respeto y no me atrevo a publicarla a la ligera. Antes de incluir nada genético tendría que documentarme a fondo para no meter la pata en nada (el error más insignificante me resultaría doloroso). Generalmente, no dispongo del tiempo necesario para ello, así que, como un buen cobarde, evito estos temas en el blog. A ver si en adelante venzo esta reticencia o, idealmente, las circunstancias me son más propicias.

Hasta más leer (espero).