Logosoma

El sufijo OMA se usa en biología para describir los diferentes niveles de estudio. El genoma, por ejemplo, sería el conjunto de todos los genes. Recientemente ha empezado a aplicarse a multitud de conjuntos: transcriptoma, interactoma, metaboloma, proteoma... y así hasta donde la imaginación alcance. ¿Por qué no aplicarlo también al mundo de las letras? Nace así el logosoma, el conjunto de todas las palabras, un nombre adecuadamente desmesurado y pedante; mi Ego no admitía menos.

Nombre:
Lugar: Valencia, Spain

jueves, septiembre 08, 2005

Equilibrium

La entrada sobre genética y ciencia ficción acabó derivando en los comentarios hacia algunas de las grandes antiutopías que ha dado el siglo pasado a la literatura. Empezando por "Un mundo feliz" y continuando con "1984" y "Farenheit 451". Habría muchas que añadir, como "¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?", "La larga marcha", gran parte de la literatura cyberpunk..., pero concentrémonos en estas tres, las más famosas (al menos, por su tratamiento distópico).

El año 2002 no se estrenaba (en la mayor parte del mundo) una excepcional película que bebe directamente de las obras mencionadas como inspiración: "Equilibrium".

Se trata de la segunda película como director del guionista Kurt Wimmer (cuyos créditos incluyen la adaptación de la novela de Michael Crichton, "Esfera" y el remake de "El caso de Thomas Crown"). Describe una sociedad futura que, tras llegar al borde de la destrucción, ha vencido a la guerra y al odio al coste de anular la capacidad de sentir emociones.


Las influencias son claramente visibles a lo largo de todo el metraje. Existe una figura autoritaria semimítica, que lo gobierna todo y a todos por el bien del equilibrio, al que se alude como Padre. Los ocasionales brotes de "sentidores" son cercenados por un cuerpo policial de estética fácilmente reconocible, los clérigos del Grammaton. Al principio de la película asistimos a la destrucción de una de estas células resistentes, culminando la escena con la incineración, entre otras obras de arte, de la Mona Lisa, por su peligrosidad potencial al ser capaz de provocar sentimientos. La anulación de la capacidad de sentir se consigue a través de una férrea disciplina (reforzada por un ambiente propicio a la delación) y mediante el consumo de una droga, el prozium (originalmente, era librium, pero descubrieron que ya existía un ansiolítico con dicho nombre).

Como cualquiera que haya leído las tres novelas reseñadas unas líneas más arriba habrá podido comprobar, nada nuevo bajo el sol, pero no creo que haya sido ésa la intención del director. Podría tratarse de una síntesis y actualización de las ideas de Huxley, Orwell y Bradbury, presentadas con un envoltorio que las haga apetecibles al público post-matrix.

Porque ése es otro de los fundamentos de la película, la excepcional coreografía de las escenas de lucha (sin emplear ni un solo cable y en muy contadas ocasiones el montaje entrecortado que parece caracterizar las peleas de los últimos años). Para la película, Kurt Wimmer desarrolló un nuevo arte marcial, que denominó Gun-Kata, basado en el empleo de armas de fuego y una serie de movimientos orientados a maximizar la probabilidad de acertar a los contrarios, minimizando al mismo tiempo la posibilidad de ser alcanzado. El resultado es espectacular y el actor que encarna al protagonista de la historia, el clérigo John Preston, Christian Bale, demuestra de lo que es capaz cuando no está aprisionado por veinte kilos de armadura rígida.

¿Qué pasó? Pues es difícil de contestar a esta pregunta. La película lo tenía todo para ser un gran éxito (no un superéxito, es demasiado compleja y oscura, y ofrece demasiadas pocas respuestas para eso). Resultó muy barata (apenas 20 millones de dólares) y tal vez eso fue su perdición, ya que recuperó costes con la venta de los derechos fuera de EE.UU. y Miramax decidió estrenarla poco y mal, para no arriesgar los beneficios. Como resultado, fue un fracaso en USA y eso provocó un efecto dominó por la mala prensa que la llevó a hundirse en el resto del mundo (no llegó a estrenarse en cine en prácticamente ningún país).

El caso es que, mientras tenemos que tragarnos basura como "El sonido del trueno" (una de las peores películas jamás rodadas), otras como "Equilibrium" nos son escamoteadas. Y no se trata de un melodrama paquistaní, sino de una película de acción futurista, con intérpretes medianamente conocidos (además de Bale, cuenta con la participación de Sean Bean) y un enorme potencial para convertirse en película de culto y arrasar en el mercado del DVD (para ello, una cinta necesita ser al menos estrenada).

Esperemos que "Ultraviolet", la tercera película como director de Kurt Wimmer (con Milla Jovovich como protagonista) y una premisa atrayente (consultar link), conozca mejor suerte. Al menos, el director promete mucho más Gun-Kata y tal y como lo desarrolló inicialmente (con movimientos fluidos, el coreógrafo de "Equilibrium", proveniente de otros estilos de lucha, se los cambió por movimientos rápidos entre posiciones fijas, sin que pudiera hacer nada por alterarlo debido a las restricciones presupuestarias).

Mientras tanto, siempre podemos disfrutar de esta pequeña joya a descubrir. No es perfecta (pocas cosas lo son), pero es inteligente y visualmente impactante. La ciencia ficción necesita de muchas películas como ella.

5 Comments:

Anonymous felicidad said...

Antes que nada...

Punto uno: es un placer leerte.
Punto dos: me estoy "culturizando"
Punto tres: ¿cómo demonios sabes tanto? ¿Tienes vida social? ;P

Y ahora sigamos...

Ciertamente no había oído hablar ni por asomo de la película que comentas. Suena interesante, aunque pueda parecer más de lo mismo. Algo ya muy "trillado" tanto en la literatura como en el cine, aunque desde distintas perspectivas. Para mí todo remite a lo mismo: Platón y su libro de la República. Un sistema de gobierno perfecto... para hormigas, abejas... pero no para el Hombre. Supongo que todos hablan en el fondo de lo mismo: la esencia del alma humana (el final agridulce de la trilogía Los Señores del Cielo es un claro ejemplo). Y aún así nunca me cansaré de ver o leer sobre este tema. De hecho, miraré a ver si puedo conseguir Equilibrium.

En otro orden de cosas, yo ya estoy curada de espanto ante este tipo de acciones de las productoras. Pitch Black (aupa Riddick, sobretodo el de la primera) pudo dar lugar a Las Crónicas de Riddick tanto por el éxito posterior al estreno como por la cabezonería de Diesel y Twohy. Aún estoy esperando que traigan a España la adaptación del video juego al cine Alone in the Dark, que seguramente será un truño, pero me gustaría que me dieran la oportunidad a mí de decidirlo. Y como tú bien dices, nos seguirán trayendo del otro lado del océano bazofias como El Sonido del trueno, ante las que picaremos siempre por no resignarnos a perder la esperanza.

Saludotes

11:14 a. m.  
Blogger Sergio Mars said...

Punto uno: el placer es todo mío.
Punto dos: cuidado, que crea adicción.
Punto tres: Internet es una fuente inagotable de datos inútiles (a poco que sepas dónde buscarlos). No mucha (algún que otro fin de semana juego al horrol con un grupo de freaks).

Efectivamente, las ideas de "Equilibrium" no son nuevas (ni siquiera puede decirse que la forma en que las presenta aporte nada nuevo a lo escrito), sin embargo, el medio de expresión es importante. Vendría a ser como una adaptación sui generis (si fuera un artículo científico sería un review).
Y si además es visualmente poderosa, pues mucho mejor.

Por otra parte, siempre hay detalles a descubrir. Por ejemplo, ¿a qué se debe lo del Grammaton? Su símbolo es una T, una representación estilizada de una balanza en equilibrio, pero no puede dejar de notarse la relación con el tetragrammaton, el nombre sagrado de Dios para la religión judia (que suele traducirse por Yahweh o Jeohvah... la escritura hebrea no incluye los sonidos vocálicos y es un nombre tan sagrado que no debe pronunciarse). Hay un magnífico artículo en la Wikipedia al respecto (en inglés).

Carlos y yo la tenemos. Ya te la pasamos si quieres.

La mejor exploración de lo que es un ser humano que ha visto en cine corresponde a "Inteligencia Artificial". Tal vez algún día me anime a poner por escrito todo lo que me trasmite esa película.

Respecto a "Alone in the dark"... todas, todas las críticas son devastadoras. Al parecer es una de las peores películas nunca rodadas. Posiblemente la acaben estrenando directamente en vídeo.

Y un último apunte. David Twohy es un grandísimo director y "Las crónicas de Riddick" merecían mucha mejor suerte (aunque no es una película tan buena como "Pitch Black". Sobre todo, prometían mejorar muchísimo en las dos siguientes entregas (que ahora es muy probable que nunca se rueden). De sus películas anteriores, "Han llegado" es otra magnífica cinta de ciencia ficción (que casi nadie reconoce) y tiene otra película, sobre un submarino encantado durante la Segunda Guerra Mundial, titulada "Below" y que apenas se ha estrenado fuera de EE.UU. (un caso similar al de "Equilibrium"). Quiero ver de hacerme con ella porque promete.

Hasta luego.

12:07 p. m.  
Anonymous felicidad said...

¿Es Alone in the dark peor que El Sonido del Trueno? ¿Es eso posible? Entonces debe ser realmente aterradora, jeje ;P

Saludotes

1:16 p. m.  
Blogger Alfredo Álamo said...

Pues... me mola, pero el final me chirría un poco y se ve venir desde la mitad de la peli. Que quieres que te diga, atufa a "el puño de la estrella del norte" e incluso a la megafriki "six string samurai" que no veas. Pero sin los Red Elvis. Que ambientan que no veas.

4:30 a. m.  
Anonymous frodonfurte said...

¡Yo quiero ver Alone in the Dark!
Nada puede ser peor que la peli turca del Capitán América.
Joder, Alfredo, La recuerdo con verdadero sufrimiento, Dios.
Equilibrium es cojonuda y IA también.
A cajcarla

6:05 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home