Logosoma

El sufijo OMA se usa en biología para describir los diferentes niveles de estudio. El genoma, por ejemplo, sería el conjunto de todos los genes. Recientemente ha empezado a aplicarse a multitud de conjuntos: transcriptoma, interactoma, metaboloma, proteoma... y así hasta donde la imaginación alcance. ¿Por qué no aplicarlo también al mundo de las letras? Nace así el logosoma, el conjunto de todas las palabras, un nombre adecuadamente desmesurado y pedante; mi Ego no admitía menos.

Nombre:
Lugar: Valencia, Spain

domingo, septiembre 04, 2005

El tiempo de los Señores Halcones

Aquí va la primera "recomendación", para enseñar qué podéis esperar por aquí:

En 1976 Michael Moorcock publicó (junto con un tal Butterworth) "El tiempo de los Señores Halcones", una novela que sólo puede definirse como ciencia ficción postapocalíptica de guitarra eléctrica y brujería. Si esta etiqueta no te hace salivar de anticipación, puedes obviar por completo lo que sigue, ya que cualquier valor estrictamente literario de la obra en cuestión es más que discutible.

La novela está protagonizada por los miembros del grupo de space-rock "Hawkwind" y por un tal Moorlock, el hechicero del ácido, quienes tienen que combatir con un megaconcierto los terribles efectos de un misterioso rayo de la muerte. Cualquier posible definición se quedaría corta. A lo largo de las páginas, con una narrativa caótica en el mejor de los casos, asistimos a guitarras eléctricas que lanzan desgargas de energía, malvados periodistas vendidos a un sistema corrupto, figuras míticas, naves espaciales, fantasías de inspiración más que sospechosa y mucha música.

En definitiva, uno de los libros más inclasificables que puedas echarte en cara. Moorcock no es santo de mi devoción (su estilo es demasiado basto y apresurado, y su narrativa no es tan electrizante como la de Howard), pero "El tiempo de los Señores Halcones" es un caso aparte. Hay que leerlo para creerlo... aunque sólo sea para poder ganar un concurso de lecturas bizarras.

En España fue publicado en 1978 por Producciones Editoriales en la colección Star Books y aún puede encontrarse a buen precio en las librerías de ocasión.

3 Comments:

Blogger Alfredo Álamo said...

¿salibear? ¿qué es eso? chaaacho, salivar. ;X

who watches the corrector...

9:59 p. m.  
Blogger Sergio Mars said...

No... si pone "salivar"...
claaaaro...

PD: Miguel prefiere la versión clásica de "who watches the watchmen".

10:06 p. m.  
Blogger Alfredo Álamo said...

Uy, es verdad, me habré confundido... :P

Es que Miguel es muy clásico.

10:18 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home